La indetenible Ruota Fortuna

...Reino, he reinado, carezco de reino, Reinaré...

1 ene. 2011

Piano en el lecho

Sabes que este poema no es de mi autoría, pero ciertamente nos pertenece. Un pequeño regalo para ti.

Piano en el lecho

Piano del cuerpo tendido, 
piano en el lecho que mi mano recorre
al compás de su cálida música.
¿Quién oye en la noche sus pálidos pétalos, 
sus senos y labios y pómulos, 
cuando roza la luna su carne?
Piano que sueña y a mi lado respira
henchido de notas dentro de sus venas.
Aquí la sombra protege sus sones
y nos envuelven los acordes sonámbulos.
Piano de náufrago, flotando hacia la costa, 
piano desnudo bajo tibia frazada.
Aquí su sueño nos revela otro mundo
y se escucha el redondo rumor de la tierra
y hasta los ritmos de galaxias remotas
bajo su piel palpable.

Eugenio Montejo, Papiros amorosos, 2002.

2 comentarios:

]MeGalOmAnIaCk[ dijo...

Te amo.

Ed.

Hija de Fortuna dijo...

También te amo. Aunque ya esas palabras se me están haciendo chiquitas para expresar lo que siento por ti. Seguiré tu sabio consejo.

Eve